Quiero hacerme un flequillo, ¿qué debo saber?

El flequillo no es para todas y mi propia experiencia me lo ha enseñado. Tener el rostro ovalado y una frente enorme no me acomplejaba, pero sentía que de alguna u otra forma quería cambiar mi apariencia para, digamos, emplear el amplio lienzo que separaba mis cejas de mi cabello.

Un ejemplo de lo que no debes hacer. Te amamos, Beyoncé, pero no.

En las revistas, cerquillos rectos como el de Lily Allen me encantaban, pero mi cabello no era tan lacio ni tenía tanto tiempo como para dedicar media mañana solo a alisarlo para que se viera prolijo. Entonces, me animé. ‘A lo que salga’. Pasé por varios estilos: frondoso y largo, ralo y lateral, corto y liso -en teoría-, y todo resultaba mal. ¿Sabes por qué? Estas son las condiciones que debes tener en cuenta cuando pienses en hacerte un flequillo:

  • Tu tipo de piel

Si tienes la piel grasa y con tendencia al acné, un flequillo es una pésima idea, especialmente en la adolescencia. El dermatólogo me dijo y yo confirmé que la combinación de la oleosidad de la piel con la del cabello es terrible para el acné. Además, se convierte en un círculo vicioso: te salen granos, los cubres con tu cabello y le sumas sebo, el problema empeora y tú sigues tapándote con más cabello. Sí, eso pasa aunque te laves el cabello a diario.

Maggie Gyllenhaal no tuvo tiempo para asearse y su fleco lo sabe.  

 

En cambio si tienes piel normal o seca, vas por buen camino para hacerte un bonito fleco sin complicarte la vida.

 

  • Tiempo

Usar flequillo no es solo cortarse el cabello. Nunca terminas tal como saliste de la peluquería. Imagina esto: te levantaste tarde y tienes media hora para hacer todo antes de salir. Ir con el flequillo mojado es un desacierto porque se le impregnan partículas de polvo y humo. Al secar y al final del día, su consistencia será un desastre.

Si tu pelo es problemático, reconsidera no hacerte un flequillo.

 

Lo ideal es que laves bien tu cabello con shampoo y que, si vas a emplear acondicionador, solo lo apliques de medios a puntas -incluso en la porción frontal-. A continuación, sécalo con un secador y un cepillo redondeado.

 

  • Tipo de cabello

Si tu cabello es graso, las hebras de tu fleco se verán apelmazadas al final del día. Y si por cualquier motivo obvias asearlo un día, será incómodo para ti. Además, así veas maravillas en las cabezas de las celebridades, recuerda que ellas tienen a todo un staff de estilistas para embellecerlas para la alfombra roja. ¿Tu cabello es más ondulado que lacio? No, no. Esa mata de pelo se deformará con las horas y parecerás más un pony. Y no queremos eso, ¿verdad?

Pony

Un forma de anticiparse a este problema es llevar un cerquillo ligero para que acumule menos aceite natural capilar.

Aunque con estilistas y todo, ni las celebrities son perfectas.

  • Dinero disponible

Mantener tu flequillo en su lugar es esencial. Y conservarlo cuesta. Necesitarás algunas tijeras nuevas y afiladas para retocártelo, un peine de dientes finos, laca y algunos clips para sujetártelo de vez en cuando.

Y tú, ¿cómo cuidas tu flequillo?

Etiquetas : , , , , , , ,

Artículos relacionados

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Escribe un comentario


Anuncios