¿Cómo elegir los tacones ideales?

Los tacones son el calzado particular y más representativo de las mujeres. Pueden ser nuestros mejores amigos y aliados al hacernos lucir geniales, pero también pueden ser nuestros enemigos al causarnos dolor y malestar después de usarlos, y más aún si no estamos acostumbradas.

Tacones… ¿dañinos?

Parece que por más que nos encanten los tacones, no podremos librarnos de las consecuencias que produce usarlos, por eso, es importante saber elegir el zapato más adecuado, el que nos haga sufrir menos durante la fiesta o el baile y al día siguiente.

Sabemos que los tacones producen cansancio, dolor de piernas y rodillas, molestias en la columna y en la cintura, durante y después de su uso. Además, los tacones de punta muy delgada pueden producir juanetes debido a que ejercen presión en los dedos de los pies. Los zapatos de tacón delgado, además, tienden a producir callos en la parte de la planta, donde hay más presión.

Entonces, ¿no debo usar tacones?

No es necesario ir a los extremos y dejar de usar tacones para reemplazarlos por zapatos chatos o flats, porque este extremo tampoco es lo mejor. La idea es aprender a elegir los tacones adecuados. Si aún no sabes cómo, checa estos consejos para que la próxima vez que vayas a la búsqueda de los zapatos que necesitas para ese evento especial, puedas tener las cosas más claras:

  • Elige los zapatos en función del uso que les vayas a dar y tu estilo de vida. Si los quieres para ir a trabajar a diario, elige unos de taco bajo y que tengan además taco grueso, no es conveniente los de taco aguja. El sacrificio de usar taco aguja puede ser para una ocasión especial, como una boda o un cumpleaños.

  • Si eres principiante en estos azares de los tacones, lo ideal es empezar con un taco pequeño. No te lances de frente con unos zapatos taco 9, empieza por un taco 5, máximo taco 7.
  • Verifica que los zapatos que compres sean realmente tu talla. Con tacones no puedes darte el lujo de que te queden un poquito grandes ni un poquito apretados ya que esto definitivamente te incomodará mientras camines y te muevas.
  • Preferiblemente busca zapatos que tengan una pequeña plataforma en la parte de la planta del pie. Esto ayudará a que tengas más estabilidad y le quitará un poco de peso a tu pobre talón.

  • Mientras más ancho sea el tacón, ¡más cómodo es! ¿Sabes por qué? Sencillamente porque todo tu peso recae en el taco, y el de tipo aguja va a tener que soportar lo mismo que un taco ancho, pero de manera mejor distribuida.
  • Una vez que compres tus tacones, ¡practica al menos una media hora en tu casa!, camina por tu cuarto o por tu sala para que te vayas acostumbrando a tus zapatos y a encontrar tu posición cómoda con ellos.

Los tacones son un mal necesario, creo yo. Entonces debemos usarlos con prudencia y siempre cuidando nuestros pies antes y después de usarlos para que no nos traigan consecuencias negativas a futuro. Y si andas en tacos en el trabajo, aprovecha el fin de semana para darle un respiro a tus pies andando en zapatillas.

Imágenes: Stylebyme, TheUnspoken, ForosVogue, ModaFemenina, YourFashion911, LiveLaughLove.

Etiquetas : , , , , ,

Acerca del autor

Escrito por Claudia Vanessa Vargas

Comunicadora de profesión, me encanta reír y salir a celebrar la vida con mis amigos.

Artículos relacionados

Compartir

Escribe un comentario


Anuncios